El cádillac de las discográficas

BSO: MUDDY WATERS | Hoochie Coochie Man

Brody pone la pasta; Wright y Knowles cantan y su mal espantan

Brody pone la pasta; Wright y Knowles cantan y su mal espantan

Mañana se estrena Cadillac Records, la película sobre Chess Records, la discográfica  en las que grabaron varios de los inventores del rock’n’roll. Allí dieron sus primeros pasos, entre otros, Muddy Waters, Howlin’ Wolf y Chuck Berry. A diferencia del finstro de hace un par de años, Dreamgirls, en las que la historia se basaba en las Supremes, pero la banda sonora era de su padre y de su madre, esta peli cuenta con varias de las canciones de los protagonistas de la historia, aunque, eso sí, interpretadas por el elenco de la cinta (Beyoncé y Jeffrey Wright, principalmente). Se supone que el resultado de la puesta al día será algo parecido a lo que ocurrió con las canciones de Johnny Cash cantadas por Joaquim Phoenix en En la cuerda floja.

Para más información sobre la historia del sello, Musikiki les recomienda el reportaje que Diego A. Manrique publicó este domingo en El País Semanal. Como muestra, aquí les dejamos dos botones:

Con genuina inconsciencia, los Chess y sus artistas estaban cambiando el mundo. Sus hallazgos musicales -y literarios- impactaron especialmente en Europa. En su primer viaje a Estados Unidos preguntaron a los Beatles qué querían conocer; respondieron que a Muddy Waters y Bo Diddley. Un reportero expresó el desconcierto general: confundido por el nombre de Muddy Waters [aguas cenagosas], preguntó dónde estaba aquel lugar. Paul McCartney perdió su afabilidad: “¿Ustedes no conocen a su propia gente famosa?”.

Y también:

Dixon también reconoce que aquella monumental música no hubiera sido posible sin la tenacidad, la tacañería, la energía de Phil y Leonard Chess. Los hermanos se turnaban: uno se quedaba en las oficinas mientras el otro viajaba y se ocupaban de “engrasar” la relación con los locutores radiofónicos, decisivos para su música. Hasta en ese asunto delicado se aprecia la inteligencia de los Chess. A finales de los cincuenta, cuando la “payola” (el pago por radiar determinados discos) se convirtió en escándalo nacional, ellos salieron indemnes: declaraban a Hacienda cada soborno, disimulado como “servicios de consultoría”.

Anuncios

2 Respuestas a “El cádillac de las discográficas

  1. patatas con puré

    ¡¡¡Estoy deseando verla!!!

  2. Pingback: El vicio del blues: Top 5 Willie Dixon « “It’s only rock and roll but I like it”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s