El que crea quiere mandar, ya era hora

Ellos también quieren su parte del pastel

Hace poco le preguntaba a un artista español superventas cuánto dinero recibía por la distribución de su música en Internet a través de páginas de streaming. El hombre no sabía ni que su discográfica ganaba algo de pasta por eso.  En el Reino Unido los músicos sí que se lo han preguntado, y están intentado coger el toro por los cuernos.  Hoy es la primera reunión plenaria de la FAC (Featured Artists Coalition) , una nueva asociación de músicos dispuestos a no quedarse sin su parte del negocio. Desde Radiohead a Iron Maiden pasando por Kaiser Chiefs, Robbie Williams,  David Gilmour o The Verve, todos quieren saber quién se está beneficiando de los ingresos de sus obras en la Red y por qué no son ellos quienes se quedan con el dinero. Es lógico, ha tardado en suceder de hecho. 

De camino también abren un nuevo debate:  ¿Las descargas y el streaming son parte de la edición de una obra o son mera distribución?  Si es algo que ellos pueden hacer por sí mismos…¿por qué lo cobran otras empresas?

La noticia entera en ELPAIS.com

El manifiesto “por el juego limpio” de la FAC

Firmado: Hurricane Carter

11 Respuestas a “El que crea quiere mandar, ya era hora

  1. Los de Radiohead todavía se están preguntando por qué el 50% de los que se descargaron “In rainbows” no pagaron un pavo. Seguro que había muchos españoles.

  2. No perdieron pasta ni ganaron menos de lo que hubiera ganado vendiéndolo, eso seguro, Montadito. En todo caso se guardan mucho de decir qué quieren económicamente. Se limitan a decir lo más sensato del mundo: que si ellos hacen (y en la mayoría de los casos producen) las canciones quieren ser ellos quienes decidan sobre el uso que se les da. Lo que es increíble es que las discográficas negocien por su cuenta contratos con terceros ganando pasta sin que el artista lo sepa y ni siquiera vea un duro. Vamos, que esto es un puñetazo tardío sobre la mesa para decir: a tomar por culo lo que están haciendo los intermediarios, el huerto es mío y vendo o regalo los tomates como me sale de los mismísimos.

  3. Por supuesto que es increíble lo que comentas de que las discográficas negocien sin que el artista lo sepa contratos con terceros, pero también me parece increíble que si un grupo pone a la venta su propio disco, directamente, sin ningún intermediario y pidan la voluntad, la voluntad del 50% de los internautas sea bajarselo sin pagar un duro. ¿o no?

  4. Pidiendo la voluntad me parece la polla que paguen un 50%. Me parece altííííííííísimo. Y no es cierto: de los que se lo bajaron de su web pagaron un 50%. Luego en las redes P2P y en páginas de descarga directa…

    De todos modos el negocio ya no es ése y ellos lo saben. Ahora el tema surge por el tema del streaming, que es gratis para el que lo escucha pero genera ingresos vía publicidad. Esos ingresos se los están quedando otros, no los músicos.

  5. Pero vamos a ver. Sois una Web dedicada a la música, con artículos de cierta enjundia, y os hace gracia, y os parece normal que la gente no pague la música incluso en el caso de que no haya intermediarios.
    O tenéis menos de 25 años, o no sois muy espabilaos. Si nadie paga, al final nadie hará música ni para discos ni para descargas. O tendrémos sitios streaming de mierda en los que cuando emitan “Smell like teen spirit”, en el estribillo, entre “hello”, y “how low” metan publicidad.
    A la mierda las descargas y el streaming, yo quiero discos.

  6. Por cierto. Tenéis un blog cojonudo.

  7. Montadito, no me seas reduccionista. Nadie dice que nadie pague, sencillamente el abanico se abre y aparecen modelos de negocio distintos que no tienen por qué ser incompatibles. Eso sí, son modelos de negocio que suponen un ajuste para un mercado engrandecido artificialmente. El que quiera discos, que compre discos, pero la música en sí, sin soporte físico, tendrá que buscar el beneficio de algo que no sea el pago directo, porque ese formato ya tiene un coste 0 para el usuario. La publicidad en el streaming es un ejemplo de cómo monetizar (odio la palabra) el trabajo del músico, los discos físicos, el merchandising o los directos también generan dinero.

    Eso sí, ahora el músico puede tener más control sobre su trabajo y controlar de un modo más directo lo que hace. Vamos, que hay funciones que hasta ahora cumplían las discográficas que pueden ser asumidas por las bandas (de hecho es algo que ya pasa con la producción, por ejemplo). Si distribuir y generar ingresos en la Red puede hacerse de un modo sencillo sin ceder tus ingresos a una organización que se lleva una pasta por un trabajo relativamente simple…para qué dejar esa parte del negocio en un tercero.

    Resumiendo: No volveremos a cumplir 25, no creo que la música sea gratis (aunque pueda obtenerse así en algunos soportes, ese “así” es siempre relativo) y, evidentemente, hace falta pasta para hacer música. Reducirlo a lo simple, de un lado o del otro es una soplapollez.

  8. Te pido disculpas, es que estoy un poco mosca por entrar demasiado a menudo al Blog de Dans, que me tiene un poco frito, y luego pienso que todo el mundo es igual de reduccionista.

    Es que el flipado de Dans, suelta perlas como “no aceptes un disco como regalo, comprate 10 o 12 discos, no los abras y devuelvelos para fastidiar”. Meteros vosotros que sois aficionados a la música y decidle 4 cositas.
    Dices que “nadie dice que nadie pague”. Pues metete como llevo yo unos meses en blogs de los amigos del pirateo, y verás como hay una legión de personas que razonan que tienen derecho a no pagar por nada y a que “desaparezcan de una vez los discos físicos”. Esto último, ya te digo me tiene un poco mosca.

    Por supuesto que estoy de acuerdo contigo en que internet abre el abanico, aparecen nuevos modelos de negocio diferentes pero compatibles. El músico puede tener mayor control sobre su trabajo, y puede pasar de las discográficas para ciertas tareas. Pero lo cierto es que hay radios en la red en streaming hace varios años y no acaban de triunfar. Yo hace al menos 6 u 8 años que escuchaba la de “Musicmatch Jukebox” y tampoco se ha popularizado mucho. Veo varios problemas (y también ventajas, claro). El primero e importante, es que te tiras 8 horas al día en el curro, y en la mayoría están capadas las webs de música. En el mio está capado el Spotify, el itunes, etc.

    Es que todo el rollo de internet, que facilita y eso, pero ¿donde están los Nirvana de ahora? Los Oasis o los Blur si, Franz Ferdinanz, Artic Monkeys o Kaiser Chiefs. Yo no veo ni los Nirvana ni los Soundgarden. Los Pearl Jam, por desgracia, si (es broma, no lo hacen tan mal).
    Saludos.

  9. El día que los gurús de todo a 100 trabajen y dé resultado leeré sus blogs. Mientras tanto… Sobre lo de ¿dónde están los Nirvana de ahora? creo sencillamente que no están, y para ti no lo estarán. Casi mejor que un día de estos me casco otro post con una paja mental sobre el tema.

  10. Me extrañaría mucho (pero mucho) que si ahora mismo apareciese un disco como el Nevermind de Nirvana tuviera algo de repercusión. A lo mejor salió el año pasado o el anterior y nadie se ha enterado…

    Espero a que el amigo Carter diga algo sobre el tema, antes de soltar una murga al respecto

  11. Pingback: No habrá otros Nirvana, ¿y qué? « “It’s only rock and roll but I like it”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s