La crisis hace daño

Nadie tiene recetas mágicas, y algunas que parecían buenas para rentabilizar el negocio de la música en Internet van cayendo irremediablemente. Fabchannel ha cerrado, Lastfm pasa a ser de pago. No son buenas noticias para el usuario, desde luego, pero no deja de ser normal que, en un momento en el que todo son experimentos, algunos de ellos fracasen. No se trata de ser alarmista, no pasa nada, habrá que seguir buscando la fórmula, pero habrá que buscarla con realismo, porque Internet no es un mundo aislado que se rija por unas normas distintas a las del resto de los mercados: la gente quiere comer todos los días.

Las empresas se hacen para ganar dinero, y los servicios que ofrecen cuestan una pasta. La crisis financiera ha hecho que aquellos que basan su negocio en especular con modelos aún no rentables para timar a inversores y acabar vendiéndose a terceros vayan pinchando. Los que tampoco tenían muy claro su modelo de negocio se hunden. Es ley de vida. A ver si por fin alguien da con la tecla y consigue sobrevivir económicamente, porque lo que está claro es que ofrecer servicios, también los musicales, cuesta dinero.

Firmado: Hurricane Carter

3 Respuestas a “La crisis hace daño

  1. Los de LastFm cambian de modelo en casi todo el mundo, pero aún mantienen la gratuidad en sus tres principales mercados (EE UU, Reino Unido y Alemania, creo). ¿Quiere eso decir que en esos tres países son capaces de cuadrar los balances gracias a sus ingresos por publicidad? No lo sé, pero no lo creo. Me encaja mejor que esos tres mercados sean los únicos en las que aún consideran que su fórmula puede funcionar.

    En el resto del mundo, les doy por “suicidados”. Aspirar a que alguien pague por escuchar música era una quimera antes de que saliera Spotify. Después, ni les cuento.

  2. Al parecer una de las razones por las que siguen en esos países es que las licencias por poner música en streaming son menos caras.

  3. Leído ayer en El PAIS:
    Morgan Spurlock (director de “Supersize Me”) en una mesa redonda sobre cine indie e internet mostró los dos cheques cobrados por los derechos de autor de sus trabajos. Por las ventas en DVD a través de la red 60.000 $, por las descargas 2.500 $. Sobran los comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s