Prince y la conspiración de las estelas químicas

Parece que es definitivo, que no hay marcha atrás. El artista que durante un tiempo fue conocido como El artista antes conocido como Prince ha perdido la chaveta. En una entrevista que concedió al diario británico The Guardian y que la semana pasada reprodujo El Mundo dice cosas como las siguientes:

– Sobre su eplilepsia:

«Un cierto día me acerqué hasta donde se encontraba mi madre y le dije: ‘Mamá, ya no voy a volver a estar enfermo nunca más’. Y ella me contestó: ‘¿Por qué lo dices?’.Y yo le respondí: ‘Porque me lo ha dicho un ángel‘».

– Sobre los Estados Unidos:

«Cuando me enteré de que había habido ocho presidentes que precedieron a George Washington, quise pegar a alguien. Porque yo quería saber por qué me habían enseñado todo aquello [que Washington fue el primer presidente]. Cuéntenme toda la Historia al completo, que yo ya sabré la forma en que hay que rellenar los posibles vacíos. Pero no me cuenten nada que ustedes crean que es lo que yo debo saber».

Prince, cuando aún tenía claro que su prioridad en esta vida era el folleteo

Cuando publicó este disco, Prince aún tenía claro que su prioridad en este mundo era el folleteo

Pero lo peor de todo lo que dice nuestro pobre Prince Roger Nelson (Prince, ¿qué te han hecho?) es lo relativo a la teoría de las estelas químicas. La teoría de marras asegura, según explica el periodista del Guardian, que “las estelas de condensación que dejan tras de sí los aviones al pasar no están formadas por vapor de agua, sino que están compuestas por productos químicos con los que se rocía la atmósfera y que son, además, utilizadas por ciertas fuerzas siniestras para causar daños, desestabilizar y manipular a la sociedad entera. Como es natural, esta teoría ya ha sido ampliamente descalificada por los científicos”.

Lean lo que Prince tiene que decir al respecto:

«Cuando yo era niño, solía contemplar esas estelas que se producían en el cielo a todas horas y me decía a mí mismo: ‘¡Oh!, ¡qué interesante! Acaba de pasar un avión a reacción’. Y, después, empezaba a ver un montón de ellas, mientras que la gente de mi barrio comenzaba a discutir y pelearse entre sí sin que yo supiera muy bien por qué. En realidad, nunca supe por qué. A lo que me refiero es a ¿por qué se peleaba todo el mundo?».

Como uno ha disfrutado mucho con Prince (su capítulo en “cosas que salvar de los ochenta” caerá tarde o temprano), les dejo un videoclip de antes de que se le fuera la pinza. De esa bonita época en la que tenía claro que lo importante en la vida era grabar buenos discos, componer mejores canciones, dedicarse al folleteo y hacerse fotos en fardahuevos.

Firmado: Ander de Brich

3 Respuestas a “Prince y la conspiración de las estelas químicas

  1. No hombre, las estelas de los aviones eran de lluvia púrpura.
    (Perdón por el chiste fácil, pero me lo han puesto a huevo)

  2. Que esas estelas son condensancion de agua? Hay que ser realmente idiota para pensar que el agua se condensa durante horas a 30 grados de temperatura y a 1.500m de altitut _.

  3. Que listo eres colega. Mas que el mismiso prince.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s