Cien razones por las que salvar los años 80 (27): “Enemigos de lo ajeno”, de El último de la fila

Odio Como un burro amarrado a la puerta del baile. La odio tanto que consiguió que durante unos años me nombrasen a El último de la fila y me brotaran sarpullidos. Por suerte, cada vez se oye menos y, con la distancia, uno toma perspectiva y se da cuenta de que Quimi Portet y Manolo García grabaron más canciones buenas que malas mientras estuvieron juntos. Por ejemplo, estos dos temas son enormes:

Ambos vienen en Enemigos de lo ajeno y, si bien son los más conocidos del álbum, hay debate sobre si son los mejores. Y es que aquel disco,  que no tiene desperdicio, lo completan Los ángeles no tienen hélices, Mi patria en mis zapatos, Lejos de las leyes de los hombres, No me acostumbro, Para qué sirve una hormigaZorro veloz, Soy un accidente, y Las palabras son cansancio. Casi nada.

Firmado: Ander de Brich

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s