Los niños: esas bestias pardas con instrumentos (y en general)

Los hijos del de la tienda de abajo acaban de volver de un campamento temático. Temático como los parques de ahora. Cuando éramos pequeños los parques tenían columpios, y los campamentos marchas agotadoras y tiendas de campaña: no nos engañemos, sólo servían para que nuestros padres nos perdieran de vista. Poco más. El deporte es una mierda y sólo conduce a la lesión. Pues eso, mi vecino, que tiene una gran visión comercial, apuntó a los suyos a uno del lejano oriente. Nuevo inciso: os hago saber que no todos los ‘chinos’ son de chinos. La excepción es el ‘chino’ del que os hablo, que en realidad es un japo, pues sus dueños son de Japón, aunque tiene los mismos productos que los ‘chinos’. En fin. Un lío.

Oye, pues que sus niños han vuelto hiperformados a la hora de tocar instrumentos. Y por el mismo precio han aprendido inglés (que no tiene el fonema /r/, es decir erre, no sé si me explico: otro lío…). Esto sí que es un verano bien aprovechado, pues con sus primos, que también han estado en ese centro de alto rendimiento, se han montado una puta banda de rocanrol. Pero seria, no como Parchís y por ahí:

Firmado: Paolo Tassotti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s