Cien razones por las que salvar los años 80 (33): New Order y el “éxito ruinoso” de ‘Blue Monday’

Leerán por ahí que Blue Monday es el single más exitoso de la historia y no es cierto. UK Singles Charts, que es la compañía que se ocupa de las listas en el Reino Unido, lo sitúa en el puesto 76 entre los discos sencillos más vendidos. Lo que sí es verdad es que las ventas superaron el millón de ejemplares y que, como se publicó en formato de 12 pulgadas es el maxisingle (en España llamábamos así a los 12 pulgadas) más exitoso de todos los tiempos.

Un disco de culto

Así de bien lucía 'Blue Monday'.

La historia oficiosa también asegura que para New Order y Factory Records fue un éxito ruinoso. De nuevo se trata de una verdad a medias. La carpeta original del disco es un objeto de coleccionista que imitaba la forma de un disquete blando de 5,25 pulgadas (aquí les llamábamos con poco rigor floppy discs). Para reproducir sus relieves era necesario un proceso de troquelado que elevaba el coste de fabricación de la funda del disco hasta el punto de que, con cada ejemplar vendido, el sello perdía dos peniques.

Esta versión es la que defiende la película 24 Hour Party People, pero, en realidad, la compañía discográfica se dio cuenta pronto de que no podía mantener el ritmo de pérdidas por disco vendido y modificó el diseño para frenar el despilfarro. Ahora bien, para New Order el cambio significó poco porque las ganancias del disco se usaron para cuadrar las ruinosas cuentas del club que el grupo y el propietario de Factory, Tony Wilson, regentaban en Manchester (se trataba del mítico The Hacienda).

De todas las historias que circulan sobre el disco, la que sí es real es la que achaca su éxito a lo que Wilson llamó el efecto Benidorm. Blue Monday se publicó en invierno y, aunque al principio tuvo cierta repercusión, las ventas se desplomaron rápidamente. En el verano de aquel 1983 la canción fue obligatoria en las discotecas de Ibiza, Benidorm y demás localidades playeras españolas a las que los ingleses acudían en tropel. Y ése fue el origen de la avalancha de ventas posterior: cuando los veraneantes regresaron al Reino Unido, el ascenso de la canción en las listas fue espectacular y Blue Monday se convirtió en el himno de discoteca que aún hoy sigue siendo.

Firmado: Ander de Brich

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s