Cien razones por las que salvar los años 80 (41): The Happy Mondays y las fiestas de 24 horas

El auge del sonido Manchester duró entre poco y muy poco. A caballo entre los últimos 80 y los primeros 90, su influencia en lo musical fue efímera, pero las canciones de bandas con el sello de Madchester, a medio camino entre el indie y la música de baile, sirvieron de banda sonora a un fenómeno que aún perdura. Me refiero a las raves, esos fiestones de nunca acabar, que, acompañados por dosis indiscriminadas de éxtasis, se extendieron como la pólvora y que en España estuvieron más relacionados con el house y el bakalao.

A raíz del fenómeno, en 1988 los Happy Mondays grabaron 24 Hour Party People, una canción que sirvió de himno a la juventud empastillada de las islas y que los mancunianos se creyeron a pies juntillas. Desde ese momento, Shaun Ryder y sus compinches se propusieron batir varias plusmarcas mundiales de ponerse hasta las cejas y anduvieron cerca de conseguirlo.

Su estancia en Jamaica para grabar Yes Please! en 1992 estuvo aliñada por todo tipo de pasotes con estupefacientes de diverso pelaje y se culminó con el secuestro a manos del grupo de las cintas con los masters de lo que iba a ser su cuarto álbum. Según se cuenta, el jefe de su casa discográfica, Tony Wilson, tuvo que hipotecar su casa para poder pagarles a los Mondays las 40.000 libras que reclamaban a cambio de las canciones.

Al margen del sinfín de anécdotas protagonizado por el grupo -el envenenamiento masivo de palomas que relata la peli 24 Hour Party People es algo fuera de lo corriente-, si los Happy Mondays dejaron huella, se debe sobre todo a lo musical. Como muestra, aquí les dejo con la canción con la que cerraron la década:

Nota: El menda que sale bailando en primer plano entre los segundos 25 y 29 del videoclip es Bez, miembro del grupo a todos los efectos y cuya principal aportación consistía en pegar botes sobre el escenario. Posteriormente, Bez acumuló otros méritos como romperse el brazo aporreando autobuses y salir de gira escayolado o participar, muchos  años después, en el quinto Gran Hermano VIP que se emitió en Inglaterra. Como es obvio, lo ganó de calle.

Firmado: Ander de Brich

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s