Archivo de la etiqueta: The Charlatans

Diez cosas que hacer esta semana en Barcelona (I)

1. Cruzar los dedos para que Klaus & Kinski suenen en directo mejor de lo que esperamos.

2. Ponerse melancólico con The Charlatans tocando su mejor disco (que seguramente no fue para tanto)

3. Comprobar si Bigott luce tan bien en directo como en los vídeos de La Costa Brava.

4. Preguntarse si The XX estarán a la altura en su siguiente disco:

5. Acercarse a ver qué tal suena el alter ego troglodita de Yo la Tengo

Firmado: Ander de Brich
Estado de la cuenta atrás: … tres

Primavera Sound: el cartel sigue creciendo

Con las últimas novedades, el cartel del Primavera queda así:

A Sunny Day In Glasgow, The Almighty Defenders, The Antlers, Apse, Atlas Sound, Beach House, Beak>, Ben Frost, Best Coast, The Big Pink, Bigott, Bis, Biscuit, Black Lips (fiesta de clausura), Black Math Horseman, The Bloody Beetroots Death Crew 77, The Books, Boy 8-Bit, Broken Social Scene, Built To Spill, The Bundles, Camarón: La Leyenda Del Tiempo 30 Años Después (Kiko Veneno, Duquende y Chicuelo entre otros), The Charlatans performing “Some Friendly”

…Circulatory System, The Clean, CocoRosie, Cohete, Cold Cave, Condo Fucks, Crocodiles, Delorean, Diplo, Dr. Dog, The Drums, Dum Dum Girls, Emilio José, Endless Boogie, Fake Blood, The Fall, The Field, Florence + The Machine, Fuck Buttons, Ganglians, Gary Numan, Grizzly Bear, Half Foot Outside, HEALTH, Here We Go Magic, Hope Sandoval & The Warm Inventions, Japandroids, Jeffrey Lewis & The Junkyard (fiesta de clausura), Joker featuring Nomad, Junip, The King Khan & BBQ Show, Lee “Scratch” Perry, Les Savy Fav, Lidia Damunt, Liquid Liquid, Low perfoming “The Great Destroyer”…

…Major Lazer, Marc Almond, Matt & Kim, Mission of Burma, Moderat, Monotonix, Mujeres, Nana Grizol, The New Pornographers, No Age, Nueva Vulcano, Orbital, Owen Pallett (Final Fantasy), Panda Bear, Pavement, Pet Shop Boys, Pixies, Polvo, The Psychic Paramount, Real Estate, Roddy Frame, Scout Niblett, Seefeel, Shellac, Sian Alice Group, Sic Alps, Sleigh Bells, The Slits, The Smith Westerns, Spoon, Standstill, Sunny Day Real Estate, Superchunk, Surfer Blood, Thee Oh Sees, Titus Andronicus, Tortoise, Ui, The Wave Pictures, Wilco, Wild Beasts, Wild Honey, Wire, The XX, Yeasayer.

Mucho nivel.

Firmado: Ander de Brich

Yo no estuve en el primer FIB

Si juntásemos todos los trocitos de madera de la cruz de Cristo que muchas iglesias del mundo guardan como reliquia (joder, no hay nadie como “ellos” a la hora de hacer marketing), podríamos crucificar a Mazinger Z. Otro supuesto: si reuniésemos a todos los que dicen haber asistido a la primera edición del Festival Internacional de Benicàssim no cabrían en 5 ‘Camp Nous’ y Miguel y José Morán no hubieran tenido que trabajar tan duramente para que las siguientes ediciones se celebrasen.

Velódromo de Benicàssim: Para ciclistas, artistas y público, algunos dopados.

Velódromo de Benicàssim: Para ciclistas, artistas y público, algunos dopados.

El personal es así, muchas veces con ganas de ser protagonista de vivencias de otros para salir de su insegura existencia. Es el llamado efecto ‘Del perro, la mermelada y Ricky Martin’ (mucha gente vio el supuesto programa), entroncado con otro de tipo musical: ‘Yo estuve en el Rock-Ola‘. Y es que he conocido gente que dice haber estado en aquella mítica sala a pesar de que cuando lo chaparon contaban con 8 años de edad.

No, yo no estuve en aquel FIB de 1995 celebrado en el velódromo de la ciudad castellonense y me perdí, quizás, un hecho importante en la histora de los festivales de música en España. Tocaron The Charlatans, Australian Blonde, The Pastels, Sr. Chinarro, La Buena Vida, Los Planetas, The Jesus & Mary Chains, Lemans, Supergrass, Echobelly o The Wedding Present. Pero nunca he sentido la necesidad de mentir al respecto. También es cierto que nunca me han gustado los grandes festivales, siempre pensé que no me gustaba el rollo y las veces que fui al FIB o a otros no disfruté. Manías… En fin.

Hay que reconocer que entre los festivales españoles el de Benicàssim es único por historia, y lo es, en parte, por aquellas 8.000 personas que estuvieron en su primera edición. Para los organizadores, entonces, fue un milagro lograr esa asistencia. También es mágico (como lo de los panes y los peces) el que se hayan convertido en muchos más por todas esas personas que no estuvieron pero que dicen haber estado: de algún modo significa cambiar el pasado (los teólogos dicen que eso no lo puede hacer ni Dios) o que la gente comulgue en torno a esa idea. Por último, el haber llegado, de momento, hasta 2009, cuando otros festivales han caído en el camino, resulta increíblemente asombroso. Larga vida, pues, al FIB.

Firmado: Paolo Tassotti